19 marzo 2010

La casa


Es una vivienda hecha con los materiales típicos de la zona, pero incluyendo todas las comodidades de hoy en día.
Situada a la entrada del pueblo, junto a la carretera de acceso al Moncayo, sus vistas son inmejorables. En sus dos plantas el ambiente y la decoración están cuidados al mínimo detalle.

“La Carrasca”, cuenta en su planta calle con un amplio salón, con zona de comedor y zona mejores exchange de criptomonedas de estar con televisión. Junto a él disponemos de un baño con ducha y una cocina totalmente
equipada.
En su planta superior hay tres habitaciones luminosas, con vistas al Moncayo: una con cama de matrimonio y las otras dos con camas individuales. Hay un baño con ducha en esta planta.

La casa, con calefacción en todas sus habitaciones y una chimenea en el salón-comedor, tiene capacidad para seis personas (ampliables con los dos sofás-cama del salón), y es posible alquilarla tanto para fines de semana como periodos de vacaciones.

Incluso podemos preparar tus desayunos, comidas o cenas, para que así sólo te preocupes de disfrutar de tu estancia entre nosotros.

En definitiva, “La Carrasca” tiene todos los servicios que te permitirán disfrutar en familia o con amigos de los territorios del Moncayo.

Lituénigo

Historia y patrimonio

Lituénigo jugó un importante papel defensivo como parte de la frontera entre los reinos de Castilla, Navarra y Aragón. Lugar de señorío de los Luna, familia de noble linaje aragonés, pasó más tarde a manos de los Urrea.

De su patrimonio arquitectónico destaca su palacio-fortaleza, con restos originarios del siglo XIII, de planta cuadrada y torres en las esquinas. Transformado parcialmente en viviendas, en la fachada sobresale la puerta de acceso bajo un arco apuntado.

La iglesia parroquial conserva restos de la primitiva iglesia románica en los muros y la base de su torre mudéjar. En su interior plataformas de intercambio de criptomonedas destaca el retablo mayor, la talla de San Miguel y una importante colección de objetos litúrgicos, valiosos ornamentos y libros del archivo parroquial.

La ermita de San Miguel, edificio del siglo XIII totalmente rehabilitado, es la actual sede del ayuntamiento. También cabe nombrar la ermita de la Virgen del Río, obra del s. XVIII.

Cultura y tradiciones

De gran interés es la colección etnológica que alberga su Museo del Labrador. Allí viejos oficios como el de labrador, pastor, ó herrero comparten protagonismo en sus dos plantas junto a una acertada recreación de la casa típica de la zona.

Una vez al año Lituénigo recobra en sus calles todos esos oficios de antaño, además de mostrar el trabajo de diferentes artesanos, en su Feria de Artesanos y Oficios Perdidos. Celebrada cada mes de julio, los vecinos siegan el trigo con la hoz, esquilan ovejas a tijera, varean lana de colchones o hacen adobes con barro y paja.

De sus tradiciones hay que resaltar el “Pesaje de los Niños”, Fiesta de Interés Turístico de Aragón, que se celebra el último domingo de septiembre, durante las fiestas patronales en honor a San Miguel.
Desde hace más de tres siglos los niños menores de un año son pesados en una balanza romana, entregando los padres su peso en trigo. Más tarde, con todo el cereal recogido, se realiza en la plaza de la Iglesia una emocionante subasta.

En febrero celebra a San Blas con hogueras en sus calles, mientras el fin de semana de carnaval la Virgen del Río es trasladada desde su ermita hasta la iglesia parroquial entre disparos de escopeta y fuegos de artificio.

Paisaje y entorno

En su término municipal se hallan dos embalses, donde el viajero podrá pescar en sus remansadas aguas. El pueblo cuenta además con piscinas municipales, donde en verano es posible un refrescante baño.
Su centenaria carrasca, próxima al pueblo, es testigo fiel de su historia: la vista que desde allí regala al caminante merece un buen paseo.

Por Lituénigo pasa además el sendero G.R.90, que le comunica con sus vecinos Grisel y Litago, y cuenta con derivaciones a San Martín y al Santuario de la Virgen del Moncayo, en pleno Parque Natural.

Cómo Llegar


- Desde Zaragoza: A68 ó AP68 (Salida Gallur-Borja) y N-122 (dirección Soria)
- Desde Pamplona: N-121 ó AP15 hasta A68 o AP68 (Salida Tudela - Tarazona)
- Desde Barcelona: N-II ó AP2 hasta Zaragoza
- Desde Madrid: N-II hasta Zaragoza, o N-II hasta Medinaceli por la N-111 hacia Almazán y desvío hasta Ágreda

La Comarca

La Comarca de Tarazona y el Moncayo se extiende al oeste de la provincia de Zaragoza y hace frontera entre Aragón y las comunidades de Navarra, La Rioja y Castilla y León.
Territorio habitado desde antiguo, como nos muestran los restos del poblado celtíbero de La Oruña, tras la conquista romana pasó a formar parte del Imperio Romano, con Turiaso (Tarazona) como más importante villa.
Judíos, árabes y cristianos convivieron en paz y armonía en estas tierras tras la reconquista y hasta la expulsión de los judíos (1492) y de los moriscos (1610).

Las huellas de estos dos pueblos son aún perceptibles a través de la Judería de Tarazona y del mudéjar, arte que en la comarca tiene gran representación a través de monumentos e iglesias.


Tarazona

De su impresionante conjunto histórico-artístico destacan su ayuntamiento (s. XVI), con una magnífica fachada renacentista, y la catedral de Ntra. Sra. de la Huerta (s. XIII): suma de varios estilos artísticos, el mudéjar se hace protagonista en su cimborrio y claustro.

Otros monumentos son el palacio de Eguarás, el palacio Episcopal, la Iglesia de San Miguel, la de Sta. María Magdalena, las casas colgadas y diversos conventos. En las calles y plazas del casco iq-trading.com.co/the-best-cryptocurrency-exchange antiguo se conservan las huellas de lo que en otro tiempo fue la convivencia entre judíos, árabes y cristianos.
Su curiosa Plaza de Toros Vieja, de estructura octogonal, compartio uso taurino con el de servir de vivienda.

Monasterio de Veruela

El Monasterio de Veruela es otro de los monumentos capitales de la zona. Obra cumbre del Cister, data del siglo XII y se halla en las proximidades de Vera de Moncayo. De diferentes estilos arquitectónicos (románico, gótico, plateresco y barroco), posee un recinto amurallado con torreones y almenas, además de una torre del homenaje que sorprende a la entrada.

En su interior, aparte de la Iglesia, destaca su impresionante claustro gótico con un bello jardín: la planta superior es plateresca, y desde ella se muestran una serie de gárgolas que representan un bestiario.


Parque Natural del Moncayo

El Moncayo constituye la cima más alta del Sistema Ibérico (2315 m), y su característico relieve, la frondosidad de su vegetación, su variada flora y fauna, además de sus fuentes y cursos de agua, confieren a este monte y su entorno una riqueza paisajística de primen orden.

Parque Natural desde 1978, cuenta con una superficie total de casi 10.000 has. El Moncayo se caracteriza por una sucesión escalonada de diferentes formaciones vegetales: matorral mediterráneo, carrascal, robledal, hayedo (uno de los más meridionales de Europa), pinar de repoblación, silvestre y pino negro.

La diversidad de bosques, junto con la prohibición de la caza, hace que el número de especies animales sea variada y abundante.

La visita al Centro de Interpretación de Agramonte hará más instructiva la visita al Parque Natural, donde sus caminos y veredas invitan al paseo y al senderismo.